En esta Nochecita en Blanco también hubo hueco para los más pequeños y pudimos disfrutarlo con nuestra instalación en el Soho, gracias al Área de Cultura en Málaga. “Camino de los sueños” fue un colorido camino que iban construyendo los participantes, franqueado por árboles donde podían colgar sus sueños  y que les conducía a una cama que les sirvió de lienzo para plasmarlos.